Estereotipos sobre los Españoles

¡Hola hola, lectores! ¿Cómo va la semana? La mía va fenomenal, ha empezado el buen tiempo en España y ya las personas han hecho el cambio de armario, se han puesto las sandalias y están disfrutando de uno de los mejores planes para hacer en Madrid: salir a una terracita a tomarse una cerveza, un tinto de verano o una sangría.

Esta semana estábamos comentando en clase que es numerosa la cantidad de estereotipos que existen sobre los españoles. Antes de hablar sobre ellos, ¿sabéis qué es un estereotipo? Mmm… ¡Exacto! Es justo lo que acabas de pensar, . Un estereotipo es una idea comúnmente aceptada por las personas con carácter inmutable, es decir, que no varía y se transmite de generación en generación. Este conjunto de creencias o ideas preestablecidas puede ser positivo o negativo, eso sí, son siempre de carácter general. Es cierto que contienen parte de verdad, pues ya sabemos que cuando el río suena, agua lleva. Existen estereotipos negativos hacia grupos de personas que comparten una característica, nacionalidad, cualidad, sexo, orientación sexual, profesión o rasgo, y que cualquiera de nuestros estudiantes que vienen a España a estudiar español, conocen por ejemplo: “los hombres no pueden hacer dos cosas a la vez”. No obstante, también hay estereotipos positivos: “la comida mediterránea es una de las mejores del mundo” o neutros: “los ingleses son rubios y tienen los ojos azules”.

En esta publicación vamos a ver cuáles son los más frecuentes que se les atribuye a los españoles:

  • Los españoles comen muy tarde. Este es uno de los más populares y es que si comparamos nuestro horario de comidas con el del resto de países europeos, estamos a la cola. Mientras que en otros países almuerzan a las doce y media o una, los españoles lo hacemos entre las dos y las cuatro de la tarde. Además, nos gusta sentarnos en la mesa y almorzar tranquilos, por eso, generalmente dedicamos una hora de media a esta comida.

talking loud

  • Los españoles hablan muy alto y son maleducados porque interrumpen continuamente. Es bastante frecuente encontrarse con españoles que utilizan un tono más elevado al hablar ¡No te asustes! No estamos enfadados, tampoco estamos molestos contigo ni discutiendo entre nosotros. Es habitual escucharnos hablar en un tono y timbre alto, especialmente cuando estamos en un ambiente más distendido con amigos porque nos gusta ser escuchados. Aunque se cree que el origen está en que antiguamente las familias eran muy numerosas y para ser escuchados tenían que gritar. ¿Ves que todo cobra sentido y tiene una explicación? No obstante, no hay certezas ni pruebas sobre esto. La segunda idea señala que somos maleducados por hablar al mismo tiempo que otros están hablando. Esto lo hacemos porque generalmente no seguimos una secuencia lineal en las conversaciones. Los interlocutores necesitan asegurarse de que se está comprendiendo y prestando atención a lo que están diciendo. Por ello, es conveniente “interrumpir” cuando otra persona está hablando y no permanecer en silencio absoluto. Este es un mecanismo conversacional para garantizar el éxito del intercambio comunicativo en español.
  • Habitualmente usan palabrotas cuando hablan. Efectivamente, es muy frecuente encontrar palabras malsonantes en una conversación entre españoles. No obstante, está bastante normalizado y, en muchas ocasiones, han perdido este valor negativo, pues forman parte de la conversación en la mayoría de las interacciones. Si quieres saber más sobre ellas, deberías leer la última publicación.

 

  • Los españoles son un poco vagos. Esta idea podría estar relacionada con que los españoles duermen la siesta y la vida en España es más lenta, sin embargo, este es otro tópico. No todos los españoles duermen la siesta ni la vida pasa más despacio en España. Es verdad que especialmente en verano, muchas personas descansan después de comer al mediodía porque hace muchísimo calor y las comidas se hacen más pesadas. En otros países, donde el almuerzo no es tan importante y, simplemente, toman un sándwich o una pequeña ensalada, quizá no sea necesario, ya que el proceso de digestión es más rápido y les permite seguir trabajando sin necesidad de hacer dicha pausa.

 

  • FlamencoTodos los españoles saben cómo tocar la guitarra, cantar y bailar flamenco. Como estáis imaginando, esta afirmación está muy alejada de la realidad. Evidentemente, no todos los españoles tienen la capacidad de bailar, cantar y componer música. Hay personas que lo hacen y muchas se dedican a ello de forma profesional, pero la mayoría desconoce cómo bailarlo, cantarlo o tocarlo. También podría incluir otro estereotipo que dice que el baile tradicional español es el flamenco, pero lo cierto es que en cada comunidad española existe un tipo de baile propio de ese lugar. Entre ellos podemos destacar: la jota aragonesa, la sardana de Cataluña, el chotis de Madrid, la muñeira de Galicia y Asturias y la sevillana de Sevilla.

Y vosotros, ¿qué pensáis sobre los estereotipos? ¿Prestáis atención a ellos? Preguntad a las personas de otros países cómo piensan que son las personas del vuestro para ver cuáles son las ideas establecidas sobre tu país alrededor del mundo.

¡Espero que no os creáis todo lo que escuchéis y vengáis vosotros mismos a comprobar cuáles sí y cuáles no!

¡Hasta la próxima, queridos lectores!

María N.Y. 😊

María Nogales

¡Hola! Me llamo María y trabajo como profesora de español en AIL Madrid. Siempre tuve vocación de profe y por eso, cuando terminé mis estudios en la universidad, hice un master en español para extranjeros. Adoro compartir las curiosidades de España y su cultura con mis alumnos, pasar buenos ratos y notar cómo, día tras día, van mejorando su nivel de español y me cuentan cómo se enfrentan y superan nuevos retos en la ciudad, Creo, que al igual que a mis alumnos, a todos los estudiantes de español que lean este blog, les gustará conocer más sobre la lengua: frases hechas, refranes e incluso palabrotas-ya que estas,también forman parte del idioma-Si te gustan este tipo de blogs, no dudes en dejarme comentarios, sugerencias y mucho más. ¡Será un placer leeros!

Esta entrada tiene un comentario

  1. Laura

    ¡Muy interesante!

Deja una respuesta