¡10 razones para vivir en Madrid!

Nunca está de más conocer las tradiciones locales cuando llegas a un nuevo país. Por eso, hoy les quiero compartir las 10 cosas que aprendí sobre Madrid en el tiempo que llevo aquí. Si estás pensando en venir, mi guía te ayudará a prepararte, conociendo las tradiciones y costumbres de este lugar. Espero que, con estos datos, se animen a conocer Madrid y se enamoren de esta ciudad como lo hice yo. ¡Empezamos!

Razones para vivir en Madrid

 

1: Madrid es la capital de la cultura

Madrid es una ciudad llena de riqueza histórica y tradiciones que se remontan a siglos pasados. A la vez, esta ciudad tiene un estilo de vida moderno y actual. Las tradiciones se combinan con el ritmo cosmopolita en esta ciudad capital, y es por ello que desde 1992 fue nombrada “Capital Europea de la Cultura”. La variedad de actividades culturales viene en todas formas y colores.  No solo hay cosas para ver en los clásicos museos (Prado, Reina Sofía y Thyssen), sino también en los miles de galerías y centros culturales: El Matadero o La Casa Encendida, por ejemplo, son de mis preferidos. ¡Los recomiendo a todo aquel que quiera conocer un Madrid más alternativo!.

2: Madrid es un sitio ideal para universitarios

Madrid es una ciudad en la que un gran número de estudiantes viven. Es una de las ciudades más populares para universitarios en Europa, ya que cuenta con instituciones muy prestigiosas.  El clima juvenil convierte a Madrid en una ciudad que siempre está en movimiento, y en la que no hay forma de que te aburras.

3: Madrid es una ciudad con ambiente familiar

A pesar de ser una ciudad repleta de jóvenes, la vida familiar en Madrid es muy importante. El balance entre juventud y familia hacen de esta ciudad un espacio acogedor para cualquiera. Los fines de semana, la ciudad se llena de las risas de los niños jugando con sus padres y hermanos: en los parques, las calles, las tiendas, los cines, etc.  Incluso si vas a cenar a un restaurante, podrás ver a muchas familias con niños cenando hasta bien entrada la noche. Además, siendo una ciudad repleta de espacios verdes, todos salen a disfrutar del aire y el buen clima que hacen aquí en las distintas áreas: El Retiro, Casa de Campo, Madrid Río, Jardines de Sabatini, o Parque El Capricho, solo por nombrar algunos.

El Retiro

 

4: Ciudad que nunca duerme

En Madrid, la gente de todas las edades es muy sociable y siempre está fuera de casa. A veces, se dice que es la Nueva York de Europa. Incluso en invierno, todos los bares y cafés están llenos de gente charlando y disfrutando. Hay muchos tipos de bares y restaurantes en Madrid, y se dice que la vida nocturna es una de las mejores de Europa. La noche no empieza hasta bastante tarde, y normalmente la gente no llega a las discotecas o «garitos» antes de las 2 o 3, y vuelve a casa a las 6 o 7 de la mañana.

Madrid tiene una noche llena de vida

 

5: Las tradiciones a la hora de la comida

Si de costumbres que me gustan se trata, sin dudas debo mencionar una de las mejores tradiciones de Madrid: la de desayunar dos veces. ¡Sí! ¡Dos! La primera vez, se desayuna ligero, y alrededor de las 11 ellos tienen un desayuno más fuerte y contundente. Es normal ver a las personas pidiendo un café con leche junto a un pincho de tortilla a cualquier hora de la mañana. El almuerzo, alrededor de las 15 horas, es la comida más importante del día. A las 18 los españoles suelen tener una merienda y alrededor de las 19 es la hora de una bebida refrescante en la cafetería. La cena comienza alrededor de las 21-22, que puede posponerse hasta después de la medianoche en los calurosos meses de verano.

6: Tapas: de mis razones favoritas 

La cultura del tapeo, es una de las tradiciones de Madrid más vigentes. Esto se debe a que los madrileños cenan tarde en comparación a otros países. Una de las costumbres más típicas, es la de encontrarse con amigos a beber algo en un bar al salir de los trabajos. Y estas bebidas, siempre vienen acompañadas de tapas: la mayor parte de los bares y restaurantes sirven un pequeño plato de alguna comida típica española junto a la bebida: tortilla, croquetas, aceitunas, patatas bravas, tostas, pinchos, pimientos del padrón, etc. En los restaurantes y bares, muchas veces uno se puede sentar dentro o en la terraza. Generalmente es más barato estar dentro del bar y las terrazas suelen ser los lugares más caros. ¡Les traeré una guía con mis bares con tapas preferidos en otra entrada del blog!

Tapas, lo mejor del bar

 

7: Las leyes del descanso: la siesta

¡Las leyes y costumbres del descanso en Madrid son fundamentales! Por eso, aquí la siesta es sagrada. La mayor parte de las tiendas cierra luego del almuerzo, generalmente entre las 2 y las 5 pm. A las 5, abren de nuevo hasta las 8 o 9 pm. Este horario se debe a que las personas se van a dormir una siesta para cortar su jornada laboral y reponerse.

8: En verano la ciudad cambia, pero sigue llena de vida

En agosto, la vida en Madrid cambia. Muchos madrileños se van de vacaciones a las bonitas playas de España. Si estás aquí durante el mes de agosto, podrás disfrutar de la amplia oferta cultural sin el ajetreo y bullicio de la gran ciudad. Y si te da calor, podés disfrutar de nadar en las piscinas municipales al aire libre, pagando un acceso diario de muy bajo coste. ¡Mi favorita es la que está en Acacias! Lo genial del calor madrileño es que, si bien llega a altas temperaturas, no hay humedad.  Y siempre está la opción de hacer una escapada a las Sierras en transporte público, para tomar algo de aire refrescante. Por último, si estás en Madrid en agosto, disfrutarás de unas de las mejores tradiciones Fiestas y Verbenas del verano: recomiendo que no se lo pierdan.

Musica en vivo

 

9: La historia se mantiene en los paladares

Para mantener vivas  las tradiciones gastronómicas, Madrid tiene el restaurante más antiguo del mundo según el libro de récords Guinness. Se trata del restaurante “Sobrino de Botín”, en la calle Cuchilleros 17, el cual fue fundado en 1725 y todavía funciona. Aquí, sirven cocina típica de Madrid. Aún no pude visitarlo, pero estoy segura de que no me va a desilusionar. No veo la hora de probar sus especialidades: ¡cochinillos y corderos asados a la castellana!

10: Las costumbres del saludo

Y un consejo final para que te ajustes cuando saludas a alguien: no te sorprendas si la gente te saluda con dos besitos en las mejillas, esta es la forma normal de saludar y una de las costumbres más características en Madrid.

Hasta aquí por hoy. Estos 10 hechos hicieron que Madrid se sienta como un auténtico hogar para mí. Adaptarme a vivir aquí fue fácil y rápido, ya que Madrid es una ciudad muy generosa. Como siempre recomiendo: caminar y perderte por las calles de la ciudad permitirá que descubras todo tipo de secretos históricos.

Deja una respuesta