Profe, a pesar de que estudio mucho, no apruebo los exámenes

¡Hola, hola! Bienvenidos un día más a nuestro blog donde vas a resolver todas las dudas que te puedan surgir a la hora de aprender español. ¿Cómo estáis, mis queridos lectores? Seguimos con la cuenta atrás para terminar el año y ya solo falta un mes. No me digáis que a vosotros no se os […]

¡Hola, hola! Bienvenidos un día más a nuestro blog donde vas a resolver todas las dudas que te puedan surgir a la hora de aprender español.

¿Cómo estáis, mis queridos lectores? Seguimos con la cuenta atrás para terminar el año y ya solo falta un mes. No me digáis que a vosotros no se os ha pasado volando… A mí sí, pero aún tenemos muchos días para hacer todo lo que no nos ha dado tiempo a lo largo del año.

Hoy la entrada te servirá para hablar sobre esas cosas que no has podido llevar a cabo por algún tipo de obstáculo, oposición u objeción. Me gustaría que, a partir de este momento, empezaras a pensar en las cosas que estaban en tu lista de propósitos, pero no ha sido posible su realización. Todo esto tiene una explicación ya que hoy vamos a tratar unas de las estructuras que más vas a escuchar a las personas cuando hablan sobre impedimentos en la realización de acciones o existe cierto contraste en estas:

Estas oraciones pueden llevar indicativo o subjuntivo. Y, me preguntarás: “Pero María, ¿Cómo sabemos cuándo usar un modo u otro? No te preocupes, ¡te lo explico enseguida!

Antes de nada, te dejo aquí los más frecuentes que vamos a practicar a continuación:

  • Aunque: Aunque había una cola enorme, conseguimos las entradas para el concierto.
  • A pesar de que: He ido a entrenar cada día a pesar de que lloviera o hiciera frío.
  • A pesar de (lo) que: Ha hecho lo que creía oportuno a pesar de lo que dijera la gente de él.
  • Aun cuando: Aun cuando tu mente te dice que no puedes más, el cuerpo  continúa.
  • Pese a que: Pese a que intenté llevar una dieta equilibrada, no fue posible mantenerla durante todo el año.
  • Por más que: Por más que se lo pidas, no te dejará su reloj favorito.
  • Por más + nombre + que: Por más miedo que te dé, tendrás que quedarte sola en casa esta noche.
  • Por mucho que: No me acompañó al pueblo, por mucho que le rogué.

Quiero que pienses ahora en las diferencias que existen entre estos pares de oraciones:

Por más que se lo digo, no hace nunca caso. / Por más que se lo diga, no hace nunca caso.

Por más que aumento la cantidad de calorías que ingiero, no consigo engordar. / Por más que aumente la cantidad de calorías que ingiero, no consigo engordar.

¿Ya tienes la respuesta? ¡MUY BIEN! Efectivamente, como os he mencionado al principio, estas oraciones pueden ir con indicativo o subjuntivo y la diferencia es sencilla:

Se usa con indicativo cuando damos información real que está verificada, mientras que con subjuntivo cuando la información es hipotética o el hablando la quiere presentar de esta forma.

A pesar de que ha explicado la diferencia entre ambos verbos, Jaime no consigue entenderla. – En este caso, es cierto que le han explicado la diferencia y, aún así, no la entiende.

A pesar de que explicara la diferencia entre ambos verbos, Jaime no conseguiría entenderla porque es muy malo en gramática. – Aquí es una hipótesis, ya que no se la ha explicado, pero en el caso de hacerlo, no la entendería.

Además, tenemos otras formas que pueden ir seguido de un nombre, un pronombre o un infinitivo y también muestran un contraste entre la principal y la concesiva.

  • A pesar de: No fue al médico a pesar de encontrarse
  • Pese a: Pese al dolor que tenía, decidió no ir al médico.

Fíjate bien en los ejemplos que te he dado, como puedes apreciar, en cuanto a la colocación, la oración concesiva y la principal pueden ir al principio o al final, depende del énfasis que quieras hacer.

Escríbeme en comentarios aquellos propósitos que aún no has cumplido por culpa de algún impedimento. ¡Estoy deseando leerte! Y recuerda que para mecanizar una estructura nueva es importante que la repitas todas las veces que sea posible para ayudar a la memoria. Como siempre digo: la práctica hace al maestro, solo tienes que empezar a usarlo e irá saliendo de forma natural.

¡Espero que nos veamos mucho más por aquí y que saltes estos obstáculos que te impiden llevar a cabo tus metas! Nos vemos en la próxima entrada en la que te contaré más secretos de este tipo de oraciones.

¡Nos leemos pronto, mis queridos lectores!

María N.Y.

More posts

Practicando con las oraciones concesivas – Parte 2

¡Hola, hola! Bienvenidos un día más a nuestro blog donde vas a resolver todas las dudas que te puedan surgir a la hora de aprender ... Find out more

Estructuras con el subjuntivo en español

¡Sí! Lo has adivinado, hoy vamos a hablar sobre las estructuras con el subjuntivo en español  ¡Hola, hola! Bienvenidos un día más a ... Find out more

Los conectores en español

Sí, ya te adelanto que hoy vamos a hablar de un tema muy interesante: los conectores en español ¡Hola, hola! Queridos lectores, ... Find out more

Enroll now

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Sed ut eros sapien. Ut sagittis semper orci, vel aliquet tortor faucibus vel. In cursus, ante vitae fringilla bibendum, augue tellus eleifend purus, non auctor lectus ligula dictum quam. Proin consectetur, tortor in malesuada rhoncus, tortor felis interdum lectus, non volutpat mi metus id lectus.

Loading...