Shopping Cart

TEST YOUR READING COMPREHENSION SKILLS! – MI VUELTA A CASA

Era el mes de febrero y hacía un día espantoso, demasiado viento, lluvia y un frío que pelaba. Era mi primer día en España después de haber pasado varios años en el extranjero. Al bajar del avión, recogí las maletas y en la terminal del aeropuerto estaba esperándome mi familia con los brazos abiertos pensando o imaginando que sería el final de una etapa y que ya no volvería a salir de España nunca más, pero se equivocaron.

Tan sólo habían pasado dos semanas cuando me surgió una nueva oportunidad en el extranjero y en un país al que guardo muchísimo cariño, Eslovaquia. No me lo pensé dos veces y decidí irme de nuevo a trabajar de jardinero a una mansión de una familia adinerada. Las condiciones eran excelentes, trabajaba tres horas al día en el jardín, tenía una piscina prácticamente para mi uso y disfrute y la mayoría del tiempo estaba practicando inglés y jugando a tenis con mis vecinos en su parcela. Pero esta experiencia duró poco ya que al cabo del mes, la familia decidió prescindir de mis servicios porque habían decidido mudarse a la capital. Me dio mucha pena tener que abandonar no sólo la casa sino también a mis vecinos y amigos del barrio en el que vivía.

De ahí que me puse a buscar como un loco familias que necesitaran a un chico español y claro, todo ello sumado a que después tuviera la suerte de pasar las entrevistas pertinentes y que me convencieran los requisitos iba a ser complicado y así fue, mi búsqueda resultó ser un fracaso ya que en pleno agosto, todo el mundo estaba de vacaciones y todas las familias tenían demasiado tiempo libre para dedicarse a las tareas del hogar por lo que tuve que volver a España y volver a trabajar en la piscina municipal de mi pueblo.

[WpAdvQuiz 46]

TEST YOUR READING COMPREHENSION SKILLS! – LA HIPOTECA

Un banco de España concedió a una anciana de 93 años una hipoteca a 25 años para comprar otra de las múltiples viviendas que tiene esta señora en propiedad. Hanna Morgan, la mujer que recibió la hipoteca, tendrá ciento dieciocho años cuando termine de pagar su préstamo al banco aunque a ella ni fu ni fa ya que cuenta con un amplio patrimonio y liquidez suficiente para hacer frente a los pagos correspondientes.

El banco también sabía de antemano que esta mujer contaba con muchísimas propiedades y que no veían riesgo alguno a la hora de concederle la hipoteca. A pesar de la liquidez y del patrimonio de la deudora hipotecaria, el banco le pidió a Hanna que le mandara todos los documentos necesarios de sus inmuebles para que sirvieran como aval del préstamo hipotecario.

La operación fue un éxito ya que la señora de ya ciento dos años, continúa pagando sus recibos mensuales sin ningún tipo de retraso en los pagos y se mantiene con una salud de hierro por lo que esperan o así prevén los médicos que termine de pagar religiosamente su deuda hipotecaria sin necesidad de recurrir a otros mecanismos legales que serían un problema tanto para la sucursal como para la familia heredera.

En una entrevista que se le realizó la noche del jueves, manifestó estar encantada en su nueva casa y tiene intención de adquirir nuevas propiedades aunque en tono jocoso nos dijo que debe ser el banco el que decida si la quieren aguantar veinte años más…

TEST YOUR READING COMPREHENSION SKILLS! – SULTÁN Y UNAS COORDENADAS

Hace seis años se produjo uno de los fenómenos más surrealistas que he vivido a lo largo de mi medio siglo de edad. Estando en la cocina preparando el almuerzo para mi amigo y tocayo Javier, mi perro Sultán comenzó a ladrar de una forma extraña como si en ese ladrido hubiera un sollozo de fondo que me resultó un tanto extraño. Me asomé al salón y al mirar por el ventanal que daba al jardín, había una paloma blanca posada en el pozo pero no llegué a ver nada fuera de lo normal.

Al ver la insistencia del ladrido de Sultán, decidí salir fuera e intentar asustar a la paloma. Cada vez que agitaba mis manos, la paloma emprendía un pequeño vuelo alrededor de la casa pero volvía al mismo lugar y Sultán volvía a realizar el mismo tipo de ladrido. Parecía como si le estuvieran usurpando su propio territorio.

Repetí la acción una y otra vez, hasta que en uno de los vuelos de la paloma, vi como de su cuerpo caía un papel diminuto y mi perro se acercó y lo trajo en su boca con muchísimo cuidado de no borrar el mensaje que había escrito en el.

¡Eran unas coordenadas! Entré corriendo a mi despacho, puse las coordenadas en internet, y me mandaba a un pueblo de Ciudad Real que jamás había oído hablar de él. Ante la duda, preparé mi equipaje y comenzamos el viaje Sultán y yo. Al llegar a las coordenadas exactas, nos situamos a las afueras de un pueblo en el que no había nada ni nadie en un radio de dos kilómetros, era un pueblo abandonado en el que apenas había diez viviendas.

Comenzamos a preguntar casa por casa y a día de hoy, vivo en este maravilloso pueblo de apenas una treintena de habitantes con mi esposa manchega Lucía, mis hijos y Sultán.

[WpAdvQuiz 92]

Contact Us

Unlock the world of Spanish with just a click. Contact us today to begin your language journey and open the doors to new opportunities and cultural experiences. Don't miss out, get in touch now and let's start speaking Spanish together!

AIL Madrid Spanish School
Loading...